FINALES FELICES

Papá Leo y Vella

Papá leo y Vela

Papá Leo fue el primer gatito que su rescatista salvó de la calle, ella no sabía lo que representaba esto para el caso de un gatito positivo, en su caso a VIF (así como a muchos de nosotros nos pasó cuando el vete nos lo mencionó por primera vez), y bueno, después de él empezaron a llegar otros gatitos y así empezó a nacer un hogar de paso llamado Casa África, que después se fusionó con el hogar de paso de Corazón Peludito…
En todo este proceso Leo conoció a su hermanita de vida, Vella, una gatita que llegó al hogar de paso de aproximadamente un mes y medio, pues ordenaron eutanasiarla porque su mamita salió positiva (y dieron por hecho que ella también, pero no en todos los casos los hijos de gatitas positivas lo son y de cualquier forma ya sabemos que esta no es la solución), esto último lo sabemos ahora con toda la experiencia, pero en su momento ese era su destino si no hubiese llegado al hogar, y bueno, su rescatista siguiendo un buen presentimiento decidió que ella sería su hermanita de vida… Leo, que se presumía tenía entre 12 a 15 años cuando fue rescatado, resultó siendo su papá protector.
Después de un año de esperar, Leo y Vella encontraron a su humana ideal, una persona que se independizó, por lo cual buscaba la compañía de un gatito, solo uno, pero quería que fuera ese que nadie quisiera adoptar… ¿y adivinen?, desde la Fundación se le propuso a este par, y aunque su mamá no tenía mucho espacio (e inicialmente solo buscaba uno), decidió adoptarlos juntos, sin entender por qué nadie quería hacerlo, eran dulzura pura.
Su mamá nos cuenta que Leo, en los casi tres años de compañía, fue dulzura, paz, llegó a enseñarles el verdadero significado del amor incondicional, ese que le transmitía a su hijita Vella y a sus humanos, llegó a la familia para ser el papá de todos, y algo que pocos entienden es que los gatos adultos son muy tranquilos, juiciosos, como dice su mamá "la tienen clara" lo cual los debería hacer mucho más adoptables.
Y frente al tema de ser positivo, Leo tuvo una crisis recién adoptado, pero con amor, dedicación y paciencia se recuperó y para Laura esto no fue ningún impedimento o problema, cuidarlo del frío, comidita de calidad y amor por montón, como con cualquiera de nuestros gatitos.
La huella que deja #Leo jamás se borrará, y aunque los tiempos de duelo para cada persona son distintos, lo que debe reconocerse es la importancia de darle esa oportunidad a tantos que aún se encuentran en la calle.
Gracias Laura por compartirnos esta historia de amor y a todas las personas que intervinieron en su rescate, recuperación, adopción porque todos además lo acompañaron hasta el último suspiro ✨

85003253_2892538527469797_2023241140458749952_o

Charlie y Luna

El día de hoy les quiero contar rápidamente como mi familia se completó, porque eso fue lo que sucedió al poder gozar de la compañía de Charlie y Luna.
Hace un poco más de dos años estaba próxima a casarme, dentro de los planes de matri también estaba adoptar una gata y aunque mi esposo nunca convivió con animales, lo aceptó, por esto, meses antes del gran día, me puse en la tarea de buscar lugares de adopción, encontré la Fundación y casi que inmediatamente me enamoré de una gata, la hermosa Charlie, pero no podía tenerla conmigo hasta después de casarme, así que miraba todos los días la página para ver si no la habían adoptado y faltando una semana para el matrimonio me comuniqué a la Fundación, hablé para ver la posibilidad de que la conservaran por un periodo de tiempo de dos semanas más.
La espera fue larga pero cuando pasó el tiempo acordado, fui hasta la Fundación, pues ya tenía preparado todo para recibirla, en cuanto la tuve en mis brazos supe que la amaría demasiado, la llevamos a nuestro nuevo hogar y con unos pocos mimos, le tomó tan solo un día acoplarse al lugar, unos meses después decidimos que podríamos adoptar un perro y fue en ese momento que adoptamos a Luna, una perrita que nació en la Fundación pues su mamá fue rescatada cuando estaba embarazada; cuando nos dirigíamos a la casa con Luna, luego de su adopción, ella se mareó y se vomitó en el carro, eso nos entristeció un poco porque nuestro deseo era poder llevarla muchos lugares, pero como dicen… el que persevera alcanza, le hicimos ejercicios que nos recomendaron le ayudábamos con juegos y premios a superar lo que le pasaba en el carro y aunque tomó tiempo, finalmente logró subir al carro y viajar con nosotros sin tener ningún síntoma de mareo o ansiedad, lo superooo. No les voy a mentir, hay momentos difíciles en la crianza de nuestras mascotas, Lunita por ejemplo, es una perrita tímida y no es taaan sociable con otras personas, le toma tiempo tener confianza, pero poco a poco ha mejorado en ese aspecto, además en ocasiones hace algunos daños en casa, es juguetona, una perrita muy activa le encanta correr, escarbar y traer la pelota en medio de todo es muy juiciosa, además de gozar de muy buena salud, le fascina la zanahoria, la hermosa Charlie también hizo algunos daños, dejó sus marcas en el sofá, pero ya no, aprendió que eso no se hace, es demasiado dulce, amorosa, melosa a lo extremo, le encanta dormir pegadita a alguno de nosotros o sobre nosotros, hubo un momento muy difícil con ella y fue enterarme por medio de un examen de sangre que es POSITIVA A LEUCEMIA, nunca tuve una mascota con esa condición y pensaba que se me iba a morir, la pasé muy mal por esos días, pero en cuanto mejoró, yo ya sabía cuáles eran los cuidados necesarios para mantenerla con buena salud y desde entonces no ha vuelto a recaer, es una gatita muy feliz y sana en medio de su condición.
Sí, tenemos una perra y una gata en casa que les encanta dormir juntas, a veces pelean y otras veces se acicalan, en mi opinión, mi familia está completa somos felices de haberlas encontrado para complementarnos y aunque en ocasiones cuando algo sale mal o cuando hacen algún daño que para uno es grave, hay que darnos cuenta que de eso se trata la vida misma con paciencia y amor todo se supera, las cosas materiales se consiguen luego, a cambio ellas siempre están dispuestas a brindarnos todo su amor, cuando llegamos de trabajar sabemos que nos esperan muy ansiosas, felices de vernos y nos hacen sonreír con sus juegos y locuras, esa es la recompensa que no tiene precio.



83709765_2876086022448381_5947362238359666688_o

Minina

¿Si me preguntan si nos arrepentimos de adoptar a una hermosa gata con Leucemia y VIH felino? NUNCA, #Minina es la adoración de nuestra casa y ella tiene un propósito en nuestro hogar.
Es una misión que solo ella sabe, cuando la vi por primera vez en fotos a través de redes sociales de Fundación Corazón Peludito, sentí una conexión inmediata y angelical, tengo entendido que Minina llevaba muchas jornadas de adopción esperando que le dieran la oportunidad de dar magia en un hogar y hasta sus madrinas llegaron a pensar que nunca iba a llegar este día, esta situación la viven miles de gaticos, lo cual en muchas ocasiones me genera tristeza y frustración.
Hablé con mi esposo y me dijo que fuera a verla pero que no me ilusionara debido a que sufro de una alergia fuerte hacia las mascotas, en especial a los gatos y él temía por mi salud ya que hace un tiempo intenté tener una mascota y mi estado de salud decayó. Tenía temor a encariñarme y a ilusionarme, así que fui a conocerla y ya, solo eso. Fui a una jornada de adopción y vi tantos gaticos pequeños, hermosos, sanitos, unas ternuritas, pero iba era por MININA, ¡¡¡¡busqué a la madrina y llegó el momento esperado siii!!! la conocí y ella a mí.
Nunca olvido ese día, por mí me la hubiera llevado ese mismo día. Quise ser responsable, no solo por mi salud sino por MININA porque siempre sentí que me necesitaba y yo a ella, así que decidí firmar papeles y darme un tiempo apara iniciar un tratamiento para mejorar mi sistema inmune, gracias a la fundación me dieron contacto de una Dra, ella me guió y me dio consejos para hacer mi tratamiento. Aunque no les miento, primero tenía miedo de no saber cómo cuidar a un gato con dos condiciones médicas fuertes y también arriesgar mi salud. Mi esposo asustado y preocupado me ayudó y tomamos la decisión. Quince días después fuimos hasta Chía por ella.
No espero que suene ridículo, pero yo anhelaba tanto la llegada de Minina a nuestro hogar, preparamos todo para que ella estuviera bien.
No les miento que ha sido un reto, pero ha sido la experiencia mas linda, ella me ayudó a superar mi asma y la alergia y ahora hasta duerme encima mío y somos la una para la otra.
No les miento que he llorado cuando tiene recaídas, cuando no quiere levantarse, pero siempre tenemos ángeles q están para nosotros, nuestra Dra. de cabecera ha estado en cada crisis y ya sabe cómo tratarla, pero son muchos más los días donde ella está conmigo y me sigue por todo lado, me lame, me consiente, y jugamos a las escondidas. Es más lo que ella hace por mí que lo que nosotros hemos hecho en ella.
Adoptar un gato con leucemia o sida felino es adoptar a un ángel que nos necesita y que busca amor a cantidades. Nunca me arrepiento de adoptarla y le pido a Dios que siempre nos dé la oportunidad de cuidarla como se lo merece y de que no sufra y si es así siempre estaré con ella porque es parte de nuestra familia.

FB_IMG_1587753644279

Thomasa

"Hace ocho meses adoptamos a Lara Tomasa, conocida en la Fundación Corazón Peludito como Thomasa, perrita mediana, de más o menos tres años, rescatada hace dos años con sus nueve cachorros en la calle y que esperó a ser adoptada por más de un año.
No fue una decisión fácil porque hemos tenido la experiencia familiar de adoptar perros criollos (hace casi veinte años alcanzamos a albergar once perros entre cachorros y adultos en nuestro apartamento y no supimos manejarlo muy bien por falta de asesoría) y sabíamos el compromiso que se nos venía encima.
Con toda esta experiencia a cuestas, mi elección personal era adoptar un perro adulto porque estaba consciente de que criar a un cachorro es una tarea muy ardua y de doble compromiso, además porque quería darle una segunda oportunidad a un animal que hubiera tenido una vida complicada.
Gracias a la Fundación, me enteré de lo especialmente difícil que es la adopción de una perra negra adulta mediana o grande y así conocí a mi Larita, acepté el reto y comencé el proceso de adopción. La vida cambia por completo.
Hay que adaptar espacios hogareños, rutinas personales, relaciones con los vecinos humanos y perrunos, y presupuesto económico. Algo que descubrí es que solo se viene a conocer al perro que uno adoptó como a los tres o cuatro meses cuando muestra su verdadera personalidad. En el caso de Lara, tiene un instinto de defensa muy fuerte, así que no me puedo mostrar débil porque sale a defenderme y es muy protectora en nuestro ambiente cercano: edificio (vivimos en un quinto piso sin ascensor) y conjunto de apartamentos.
La consecuencia es que me ha hecho ser más fuerte (o por lo menos parecerlo) para transmitirle seguridad y que he aprendido a darle órdenes a un perro, lo cual no había necesitado antes porque siempre tuvimos perros muy dóciles.

Considero que lo he logrado manejar bastante bien, con paciencia, dándole sus espacios, ejercitándola, educándola y teniéndole confianza, y estrechando cada día más nuestra relación. A la vez, tiene una capacidad de aprendizaje impresionante, así como un deseo constante de complacerme y una capacidad de disfrutar cada instante (de reposo y de juego por igual) que todos los días me asombra. Siempre parece estar contenta y agradecida y lo demuestra todo el tiempo. Sin embargo, cada día todo cambia. Pueden aparecer nuevos retos que personalmente considero como una oportunidad que me da Dios para ser mejor persona y ejercitar mi paciencia. Pero también hay grandes satisfacciones como tener un ser que me adora, que me sigue, que juega conmigo, a quien he sido capaz de enseñarle pautas de comportamiento y uno que otro truco, y que adora y cuida a mis papás y hace amigos perrunos y humanos todos los días.

A veces uno piensa que el animal le quedó grande, pero finalmente se encuentra una solución para cada problema, además de la satisfacción de ver a una linda y agradecida perrita que de pronto se acerca a jugar moviendo la cola alegrándole la vida a todo el mundo.
El grado de compromiso que tengo con mi perra es altísimo y la determinación que tengo de no dejarme vencer por ninguna dificultad que se presente es lo que me hace confiar en que, si Dios lo permite, seremos una perrita y dueña muy felices por mucho tiempo".

IMG_20200424_134446

Manchitas

Esta es una de esas historias que llegan al alma y arrugan el corazón! Manchitas fue rescatado por una familia que le quería brindar un hogar pero en las pruebas virales resultó positivo a VIF (Virus de Inmunodeficiencia Felina).
Ellos tenían otro gatito en casa y por esta razón no lo pudieron adoptar. Adicionalmente su veterinario sugirió “dormirlo”. Por fortuna su caso fue conocido a tiempo por nuestra fundación y lo recibimos con los brazos abiertos! Manchitas, desde que llegó a la Fundación presentó varios problemas en su boquita por lo cual necesitó 4 cirugías.
En la última se le retiraron todas las piezas dentales, incluidos sus colmillos, y por problemas de ansiedad en ciertas temporadas suele quitarse su pelito.
Es un gatito que a pesar de todo sigue luchando, en sus ojitos se ve toda la vida que tiene por delante, él sigue jugando y buscando a las personas para que lo consientan, es muy amoroso💞.
Estábamos muy seguras que su estadía con nosotras sería muchísimo más larga pero, ahora después de dos años, ha llegado una mamá humana que decidió darle la oportunidad de recibirlo, amarlo y acompañarlo en lo que requiera, tanto emocionalmente como en su salud y así le dé más fuerza de seguir adelante.

83347464_2892558384134478_7594233148402040832_o

Angela y Love

Hace tres años adopté a mi negro, a quien ustedes llamaban Love. Él me ha dado mucha felicidad y yo también le he dado mucho amor, por circunstancias de la vida mi esposo y yo decidimos ir a vivir a otro país... así que le compramos tiquete a nuestro negro y hoy está junto a nosotros en Canadá viviendo una nueva aventura, nunca fue una opción dejarlo en Colombia, siempre tuvimos claro que viajaríamos con él y aunque no fue fácil traerlo, valió completamente la pena".
Ángela nos agradece por haber confiando en ella para aceptarla como familia para negro, nosotras le agradecemos el doble por su amor y compañía, y así como ella dice, esperamos que su compromiso con él sea eterno.

84489487_2876053119118338_8960651898130530304_n

Fiona

En esta historia les hablaremos de cómo se puede cambiar la vida de peluditas como Fiona, a quien rescatamos de la calle con siete bebés, si la calle es un lugar hostil para cualquiera, qué será para estas mamitas que sufren para alimentar y cuidar a sus cachorros.
Por fortuna rescatamos a Fiona y a sus bebés a tiempo, sus bebés encontraron pronto un hogar, pero ella, como muchas peluditas adultas, deben esperar más tiempo por un hogar, ella esperó dos años, tiempo que valió la pena, esta es su historia de adopción: “Fiona es una hembra adulta difícil de adoptar. Cuando la vi, fue amor a primera vista, sin pensarlo la adopté.
Desde el primer día ha sido una bendición, es una perrita muy cariñosa, amorosa y muy dulce.
Ella nos devuelve el doble de amor que le damos y ya es un miembro más de mi familia. ¡Qué lindo sería que otros perritos como Fiona tuvieran la oportunidad de tener un hogar, nunca se arrepentirán!



Abrir chat